Arias y Arranz

Estrategia

Los empresarios deben tomar decisiones a partir de la información y recursos disponibles pensando en los objetivos a alcanzar. Vamos a diferenciar entre decisiones estratégicas, tácticas y operativas.

  1. Decisiones estratégicas. Implican asignación de recursos importantes con impacto a largo plazo sobre el conjunto de la empresa. Se trata de decisiones no estructuradas con una alta complejidad e incertidumbre. Con estas decisiones las empresas buscan la adaptación al entorno en las mejores condiciones posibles. En caso de error, los efectos son muy negativos y difíciles de subsanar.
  2. Decisiones tácticas. Su objetivo es movilizar recursos de la organización para desarrollar las decisiones estratégicas.
  3. Decisiones operativas. Se trata de decisiones rutinarias y repetitivas, lo que permite su programación, y en caso de desviaciones o errores se pueden corregir rápidamente.

La Estrategia Empresarial define los objetivos generales de la empresa y las vías de acción fundamentales, de acuerdo con los medios actuales y potenciales de la empresa. Nuestro equipo de consultores para ayudar a la empresa a cumplir con sus objetivos puede actuar en las siguientes materias